Copia%20de%20Foto%20Tom%C3%A1s_edited.jp

T O M A S   A L I A

En el trabajo y en la vida el diseñador encuentra en la artesanía una constante fuente de inspiración

Tomás Alía es un referente indiscutible en el ámbito de la arquitectura y diseño español de las últimas décadas, quien al frente del estudio Caramba ha desarrollado a su vez una solida carrera internacional. Este éxito se apoya en una mirada caleidoscópica, con múltiples referencias estéticas, que le aportan infinidad de herramientas y colores en la paleta para sus exquisitos proyectos de viviendas, hoteles, restaurantes y museos. Entre sus fuentes de inspiración una constante es el mundo de la artesanía, que subyace en todos los niveles de su trabajo.
 
Está ligado a ella desde su niñez, pues es hijo de Pepita Alía, máxima promotora de las labores de Lagartera (Toledo), de la que ha tomado el testigo en la difusión de los ricos bordados originarios de su pueblo natal. Pero su compromiso en defensa de la artesanía no se detiene ahí. Es también embajador oficial de la cerámica de Talavera, declarada en fechas recientes Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, y embajador en España de la fundación Michelangelo de fomento de la artesanía en Europa. Se entiende ahora que Casa Alía lo considere un proyecto inevitable. 

8K7A0281_ret.jpg

"Casa Alía está siendo un apasionante viaje por talleres de toda España en busca de la excelencia artesana"

La artesanía vive un renacimiento. ¿A qué se debe este interés? 
Estamos hartos de esta globalización estereotipada, monótona y sin gracia. Volvemos a darle más importancia a lo que es original y en España solo tienes que salir de viaje para encontrarlo. Lo ves en formas, patronajes, texturas y colores enmarcados una tradición cultural e histórica con unas señas de identidad muy definidas siendo a su vez una realidad muy plural. Es un mundo que por desgracia está en trance de desaparecer y que reivindicamos desde un nuevo humanismo que no quiere renunciar a semejante riqueza.


¿Cuál es el verdadero valor de la artesanía? ¿Qué la diferencia de otros productos de consumo?

Siempre tiene mucho que contar, a través de la técnica de manufactura, de los materiales, del propio oficio del artesano y su historia… Y cuando te cuentan toda la riqueza ligada a una pieza de artesanía, el efecto que produce es que quieras cuidarla para que envejezca contigo y puedas transmitirla como herencia personal.

¿Dónde se encuentra la excelencia en la artesanía?

Sobre todo en la singularidad, definida por la experiencia, la maestría y la diferencia.

 

8K7A0581_edited_2.jpg
"Los artesanos transmiten
la pasión por el trabajo bien hecho, lo que debería ser de obligado aprendizaje para todos " 

¿Tiene límites la definición de artesanía?

No. Es normal que se confunda con el arte porque comparten muchos significados y de hecho soy partidario de acercar la artesanía a las galerías y a los museos. También abogo porque el diseño se acerque al artesano y trabajen conjuntamente. De esta “contaminación” surgen resultados fantásticos.

 

La artesanía hunde sus raíces en la historia. ¿Qué nos tiene que contar?

En Casa Alía nos habla de España y de sus múltiples capas, desde la Prehistoria hasta hoy. Nos habla de cómo somos. Las señas de identidad de España y sus gentes, vinculadas hoy a la gastronomía y el sol, se expresan con la mayor nitidez a través de la artesanía.

 

Los artesanos son el alma del producto. ¿Qué se aprende junto a ellos?

Transmiten la lealtad y el cariño con el que dialogan con la materia prima, y la pasión por el trabajo bien hecho, que es algo que debería ser de obligado aprendizaje para todos.

 

¿Cuáles son los grandes tesoros de la artesanía española?

Muchos. No somos conscientes de la inmensa riqueza cultural de nuestro país. Las alfombras, por ejemplo, llegaron a Europa a través de España y aún conservamos una magnífica escuela de confección de este textil. Los damasquinados en relieve son otra joya. Las labores de Lagartera también, por supuesto, en cuyo patronaje confluyen las tres religiones: judía, musulmana y cristiana. Si algo me entusiasma del proyecto Casa Alía es tener la oportunidad de descubrir al público toda esta riqueza y también de actualizarla a los usos de vida modernos, porque la artesanía también es evolución.

 

Mesa 7 Coleccion Galiana Casa Alia.JPG
"No somos conscientes de la inmensa riqueza cultural de nuestro país, de nuestros damasquinados en relieve o las labores de Lagartera" 

¿Casa Alía es la culminación a una carrera ligada a la artesanía? 

Casa Alía es un homenaje a una de mis grandes pasiones vitales y a mi propia herencia familiar. Soy hijo de Pepita Alía, artesana y académica de las Bellas Artes y las Ciencias Históricas de Toledo. Mi casa era una exposición de artesanía permanente y un lugar de encuentro para gente de la cultura, el arte y la política para hablar de la importancia de la artesanía en la sociedad, y ese poso queda. Como diseñador y arquitecto he apostado siempre por la manualidad y la manufactura, y por que la excelencia artesana llegue hasta al consumidor final. Casa Alía trata también de conseguir ese mismo objetivo desde la perspectiva de un proyecto de 'e-commerce'.

¿Qué tiene de aventura?

Mucho. Casa Alía está siendo también un apasionante viaje por talleres de toda España en busca de esa excelencia, que la traemos hasta la tienda 'online' para ponerla fácilmente a disposición de todos. En esta ruta los hallazgos son constantes. Nunca dejas de aprender y sorprenderte.

¿De qué forma te inspira la artesanía?

Cuando llego a la fase de un proyecto en la que tengo que ponerle “las pieles” a un espacio, a texturizarlo, siempre recurro a las artes decorativas y, en este sentido, la artesanía tiene la capacidad de darle alma a los espacios por todos los significados que atesora, al poseer un valor que trasciende su pura estética.

8K7A0281.JPG

Únete a Casa Alía

pattern4.png